Estrella estrellada

15 Feb

X CPUNK

No suelo detenerme en estas cuestiones para mí superficiales, anecdóticas. El gusto ajeno no me influye por lo general y mucho menos me agrada que se trate de objeto a la fémina, pero qué bella me sentí hoy por la mañana.
Esperando el colectivo, me pregunté más de una vez qué pasaba. Por qué tanta mirada, tanto chisteo. Todo era exagerado. ¿Será que se me está por escapar una teta?, me pregunté. No lo comprendía. Realmente. Mi vestuario y toda yo vivíamos una mañana común y corriente. Nada explicaba tanta algarabía masculina. Sin embargo, yo digna, recibía cada vez más feliz tanta congratulación por mi bello ser.
Hasta que llegó el colectivo. Un breve giro de mi postura me mostró la realidad. Parada detrás de mí, una niña vedetonga con todas las de la ley. Y no lo digo despectiva o envidiosamente. Una veinteañera alta, tensa, con una mini falda negra minúscula, musculosa blanca, cabello artificialmente blondo hasta la cintura, piernas eternas y un frente para alquilar balcones. Una yegua, potranca, real destinataria y merecedora de la locura matinal.
Qué ilusa. Qué pequeña fui.
Así fue, tan breve y tan lindo, mi instante de estrella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: