Archive by Author

Por un mundo sin contraseñas

8 Nov

x Pipáins
Todos los días de mi vida sufro por lo mismo, me encuentro frente a mi monitor con un desafío, recordar la contraseña. Ya la primera me complica, y ahí comienza mi pesadilla. De ahí depende el poder o no poder trabajar. Mágicamente la recuerdo. Primera prueba superada. Si estoy en los primeros días del mes, nuevo desafío, acceder a mi cuenta bancaria. Es ley que al menos una vez x mes, tengo que ir al banco a desbloquear mi cuenta. Así es, una vez más y creyendo que esta vez no ocurrirá, pruebo una vez, CONTRASEÑA INCORRECTA. Vamos por la segunda, CONTRASEÑA INCORRECTA, la tercera es la vencida? No no, aparentemente en mí, esta regla no se cumple. CONTRASEÑA INCORRECTA, SU CUENTA HA SIDO BLOQUEADA. Y así, una vez más, me dirijo al banco cabizbaja.
Probé con mi nombre en todas las lenguas y las mil y una combinaciones de números, creo y me convenzo que esta vez las recordaré, pero es imposible, una vez más caigo en la decepción y desesperación. Y no hay puteada, ayuda memoria o machete que me guíe hacia la luz.

Anuncios

De nuevo estoy de Vuelta

23 Jul

x Pipáins

La palabra “vuelta”, me hace un poco mal, y digo un poco, sólo para no asustar a nadie y ser políticamente correcta. La realidad es que me hace muy mal, me genera entre ganas de matar o de llorar, en cantidad. Y no lo puedo controlar. Si bueno, no maté a nadie, ni siquiera a la mosca que nos está sobrevolando desde hace ya 3 días, ¿no era que las moscas viven sólo un día, o esos son los mosquitos? Tampoco lloré al leerla hoy en 4 mails seguidos, pero me invadió una sensación fea, como que podría haber ido corriendo al baño a llorar, decí que mis botas pesan, creo que sólo por eso no lo hice. Y por otro lado, como que no corro muy bien, siempre me dijeron que mis piernas tienden a abrirse para los costados y es bastante cómico verme.

En fin, lo cierto es que me hace mal la palabra “vuelta”, odio programar un fin de semana y pensar en el horario de vuelta sin antes haber disfrutado, o inclusive haber decidido el de ida.

Estoy a punto de cancelar el maravilloso plan que organicé, sólo x que dijeron MIL veces VUELTA. Quedan advertidos, una vez más que lo leo y el programa se cae.

Y sin temor a equivocarme digo…

7 Abr

x Pipains

Si  hacemos un estudio de cantidad de gente con segundo nombre que no está orgulloso de ser portador de tal, podría afirmar, sin temor a equivocarme, que sería algo así como del 87%. Digo 87, que suena mucho más real que 85 u 80. Decir 87% da más a un estudio posta. Cuestión que, como venía diciendo, si tenemos un 87% de personas infelices, y si no queremos hacerlo tan dramático, disconformes, que ocultan su nombre o se ponen colorados al escucharlo, ¿por qué los padres no aprenden del error de sus padres y olvidan que existe la posibilidad de poner un segundo nombre?

Y más aún, cuando quienes pusieron un segundo nombre a sus hijos, son  víctimas de este mal y lo vivieron en carne propia. Generalmente, se escudan en que debían quedar bien con algún pariente. Y olvidan o no toman en cuenta el quedar bien con su propia descendencia, que después de todo, sería lo más importante. Y me pregunto, si ellos se dicen víctimas de sus padres y el mal gusto, ¿por qué no agarran el toro por las astas y ponen punto final a esta tradición carente de sentido y causante de traumas? ¿O es que estuvieron deseando toda la vida tener un hijo para vengar sus males?

Van acá algunos ejemplos reales: Paola Beatriz, Julieta Romina… Diosss, dale en serio, si te das cuenta que no pegan, ¿qué onda? Otro:  Giselle Paula.  Daaaa, señor, media pila, piense en la posteridad. Y vamos con los hombres, aunque no son tan terribles: Germán Emanuel, Sebastian Facundo, Claudio Agustín, Martín Elías, Ignacio Benjamín, Santiago Enrique, Eduardo Rafael.

Y agrego a mi investigación que el 90% de la muestra son nombres largos. Por lo tanto, menos sentido aún tiene un segundo nombre. Entiendo en el caso de un Luis, una María, una Sol, un Lucas, Juan o José. Son nombres cortitos, que pueden necesitar un refuerzo. Pero en serio padres, a Uds. les hablo: nadie-nadie-nadie necesita de un segundo nombre. Nadie. Tal vez sólo en aquellos casos donde el primero sea terrible y el segundo venga a salvarlo. Digo, tienen nueve (9!) meses para pensarlo. Cópense y piensenlo bien, en serio. Y esto va para vos, Juli: te estaré mirando, en serio, vos tenes más de 9 meses para pensarlo.

I’ll be missing you

16 Mar

x Pipains

El señor de Metrovías viene corriendo hasta mí y me dice: “Te robaron, ¿ no?” Y yo contenta y despreocupada, así, como queriendo calmarlo le digo: “no” y automáticamente bajo la mirada a mi bolso y le digo “ay sí”. Mi día cambió y mi cara también. Y ya no tengo iPod, ni un añito cumplió conmigo. Listo en lo que va del año voy perdiendo las gafas, mi iPod y la dignidad. Decí que después de 2 meses recuperé la heladera. Y con respecto a la dignidad, esa va y viene así que tanto no me preocupa.

Pipáins 1.0 Plus!

10 Feb

x Pipáins

Febrero en Bs. As.

Temperatura: 35° a la sombra.

Heladeras: 0

Aire acondicionado: 0

Aumento de sueldo: 0

Posibilidad de futuros aumentos: 0

Entrevistas laborales: 2

Alcohol en sangre: Stellita Artois de 500cc.

Prospects: 2 + un par aguardando aprobación.

Globulitos en sangre: 1000 + 9 pastis.

Granos en cara: 1 y plantó bandera.

Caídas del celular: 3 en lo que va de la semana.

Sueños de una noche de verano: Me desperté gritando y no tengo idea x qué.

Buzón de entrada: Capacidad agotada! Mensajes aguardando, borre mnsjs viejos!

Conclusión: Definitivamente, la vida es una de cal y una de arena.

Tributo a Gafas

12 Ene

x Pipáins

No estaba preparada, no era el momento aún, nunca creí que llegaría, de hecho, nunca lo pensé y eso es lo más raro. De haberlo pensado, hasta hubiera tenido algo preparado, unas líneas quizá, alguna recopilación de bellos momentos pasados juntos.

Hoy me toca decirle adiós a mis queridas y entrañables gafas, que me acompañaron durante, tan sólo 2 años, pero qué años! Si bien debo reconocer que no todo fue genial entre nosotras, ya que hubo días en los que me hicieron doler un toquecín la cabeza, otros en los que me marcaban un poco, o mucho, tal vez, la nariz, pero así y todo, siempre nos cuidamos y entendimos. Siempre me preocupé porque reposara tranquila en su estuche divino, tapada con su mantita, también divina. Y siempre, siempre fue una amiga fiel y compañera que al primer rayito de sol molesto, estaba ahí para cuidarme.

Tengo la sospecha que la dejé olvidada en una óptica, que loco, ¿no? Pero bueno, si fuera así y fuera ahí donde la dejé, lo que me tranquiliza es que se quedó con un montón de amiguitos. Pensaré que está en una colonia de vacaciones, que esta aprendiendo otro idioma, que se esta codeando con las mejores marcas, que esta en el primer mundo y que yo no podía darle ese tipo de vida.

So long  my friend, te recordaré por siempre!

Pressure not gud for mi

17 Dic

x Pipáins

Confirmado, bajo presión no funciono. Procrastination o algo x el estilo dicen que se llama este nuevo problema que descubrí en mi. Si vamos a la etimología de la palabra, tampoco es que se ajuste taaan bien a mi persona, pero podría decir que en determinadas situaciones, se ajusta bastante bien.

Ejemplo A: Momento de pedir deseo antes de soplar las velitas. Mil millones de amigos y familiares rodeandome, aguardando a que pida el deseo, las velas consumiéndose, el dedo de los fotógrafos asignados aguardando el momento justo para gatillar. Sólo tengo que evadirme de esa realidad durante, algo así como 5’’ para pedir el/los deseos, pero me resulta imposible. Hago fuerza, pido concentrarme, es en vano, me están mirando, están esperando, las velas chorrean y yo sigo sin poder pedir deseos. Es inútil, sólo puedo decir para mis adentros y como si alguien estuviera fiscalizando mis deseos “pido, ahora no puedo, bancame y hago el pedido más tarde” y así, finalmente soplo las velitas.

Ejemplo B: Ascensor del trabajo. Como todo ascensor moderno tiene los botoncitos de mantener puerta abierta, o de cerrar puerta.

Puerta abierta: <|>, Puerta cerrada >|<. (Tuve que ir a fijarme cómo eran los simbolitos).

Es super simple, no hay complejidad alguna. Estando sóla apreto bien cualquiera de los dos, ahora sí, si llega a subirse alguien al ascensor o llega a gritarme alguien que lo banque, perdí, es innevitable apreto indefectiblemente el botón equivocado.

Sepan disculpar, no es adrede, no los odio, tengo mis limitaciones…

Ejemplo C: Restaurant, mesa grande, muchos comensales. Cada uno con su menú. Todos eligen en cuestión de 2-3 minutos lo que van a comer. Yo hago un paseo por todo el menú, hasta los postres miro, no sé por qué, ya que es muuy raro que coma postre. Leo y releo unas 5-6 veces todo el menú. Todos ordenan sus bebidas y sus platos. El mozo se frena, me mira fijo, siento su mirada, levanto la vista y le ruego, que por favor me de tiempo extra. Se va, vuelve con las bebidas, me mira, sonríe y resignada le pido lo último que leí, no porque sea lo que quiera, sino sólo porque es lo que tengo más fresco en mi cabeza.

 No puedo Señor, así no, no me mire!!